Que Visitar en Ávila

Una vez en Ávila es imprescindible visitar……..

Plaza del Mercado Grande y Plaza del Mercado Chico .

Como ‘El Grande’ y ‘El Chico’, se conocen a las dos plazas más importantes del centro de Avila, cuyo nombre en realidad es Plaza de Santa Teresa y Plaza del Ayuntamiento.

Son dos magníficas plazas llenas de vida y de gente, una dentro de la muralla, la otra por fuera, al lado de una de sus puertas y unidas ambas por la concurrida calle de los Reyes Católicos.

En este enclave abulense podrá disfrutar de magníficos edificios, como la iglesia de San Pedro, en el Grande, y también de todo tipo de establecimientos de restauración. 

La Plaza del Mercado Grande es el centro neurálgico de la ciudad. Aquí os encontraréis con la puerta más grande de acceso a la zona amurallada, la Puerta del Alcázar, también con la Iglesia de San Pedro justo en frente, y una zona de soportales con muchas tiendas de productos típicos

La Plaza del Mercado Chico es una pequeña plaza que encontraremos bajando por las calles frente a la catedral. En ella se sitúa el Ayuntamiento y otros edificios administrativos. 

 

Plaza del Mercado Grande
Plaza del Mercado Chico

San Vicente.

La Basílica de los Santos Hermanos Mártires, Vicente, Sabina y Cristeta, más conocida simplemente como Basílica de San Vicente, es un templo románico, el de mayor tamaño e importancia de la ciudad después de la Catedral y destaca por ser la obra mas importante del románico de toda España.

Situada junto a la puerta de la muralla del mismo nombre, está considerada desde 1882 como Monumento Nacional.

Es el gran modelo del románico en Ávila y sus cuidadas proporciones lo convierten en un edificio único del románico hispánico. Se aprecian perfectamente las zonas añadidas a lo largo de los siglos, así como la gran zona porticada. Como podéis apreciar es de un color naranja muy característico y es que está construida con piedra extraída de Villamayor en Salamanca.

Iglesia de San Vicente

Catedral.

La catedral de Avila está considerada como la  primera de estilo gótico de España, aunque tiene una zona, construida por Fruchel, de estilo románico con transición al gótico.

Es un monumento religioso y militar a la vez, puesto que su parte posterior está integrada en la muralla, que servía de defensa de la ciudad.

Está rodeada de varias casas o palacios señoriales siendo los más importantes: el de los Velada, el del Rey Niño y el de Valderrábanos, los cuales tenían asignada la defensa de La Puerta de los Leales o del Peso de la Harina.

Fue declarada Monumento Histórico Artístico el 31 de octubre de 1914.

catedral
Vista aerea de la Catedral

Los Cuatro Postes.

Se trata de un monumento religioso formado por cuatro  columnas dóricas de cinco metros de altura sobre cuyos capiteles se asientan otros tantos arquitrabes con las armas de la ciudad. 

En el centro del cuadrado formado por las columnas, sobre una peana, se erige una cruz de granito.
Según cuenta la tradición, en el año 1157 los abulenses organizaron una romería a la ermita de San Leonardo. Aprovechando su ausencia, los musulmanes atacaron la ciudad llevándose todo lo que había en ella de valor. 

Para perseguir a los musulmanes, se organizó una partida, de la que una parte de sus integrantes se separó para regresar a la seguridad de la villa. Cuando tras derrotar a los musulmanes volvieron a Ávila, encontraron que los que se habían separado del grupo habían cerrado las murallas, y exigían parte del botín para aceptar a los recién llegados.

Enterado el rey Sancho III de Castilla, acudió a Ávila, expulsó a los de dentro y les condenó a vivir extramuros. El concejo de Ávila decidió que la romería a San Leonardo se repitiese anualmente, y para descanso de las autoridades se construyó en el trayecto el humilladero de los Cuatro Postes.

Según la tradición fue aquí donde, siendo niños, Teresa de Jesús y su hermano Rodrigo fueron detenidos por su tío cuando proyectaban viajar a tierras de infieles para morir martirizados

Desde los Cuatro Postes se disfruta de una magnífica vista de Avila.

Cuatro-Postes-2
Los Cuatro Postes
cuatro postes 3
Los Cuatro Postes y panorámica ävila

 

Palacios, Iglesias y Monasterios.

Caminar por el casco antiguo de Avila llevará al viajero a encontrarse con algunos de sus muchos edificios de interés.

La piedra es la gran protagonista en las fantásticas edificaciones que pueblan la ciudad. Son muchos los palacios, iglesias y monasterios y cada uno de ellos con un interés especial.

De entre los palacios destacan los siguientes: Palacio de los Aguilas, Palacio de los Veldada, Palacio de Valderrábanos, Palacio de los Dávila, Palacio de Nuñez Vela, Palacio de los Verdugo, Palacio de Bracamonte, Palacio de los Superunda, Palacio de Polentinos, Torreón de los Guzmanes, Palacio de Juan de Henao, Palacio de los Deanes y Palacio de los Serrano. 

Entre las Iglesias podemos encontrar: Erminta de San Segundo, Iglesia de Santiago, Nuestra Señora de Sonsoles, Iglesia de San Andres, Iglesia de San Nicolás, Iglesia de San Juan Bautista, Ermita de San Martín, Ermita de Santa María de la Cabeza e Iglesia de Mosen Rubí.

Y Conventos: Monasterio de Santo Tomás, Convento de San José, Convento de la Encarnación y Convento de la Magdalena.

En el convento de la Encarnación ingresó Santa Teresa de Jesús en 1535, donde fue primero monja y después madre priora, antes de comenzar las fundaciones de conventos de su nueva orden religiosa: la Orden de los Carmelitas Descalzos.

 

Palacio de Los Velada
Iglesia San Pedro
Nuestra Señoara de Sonsoles
Convento de la Encarnación

 

Convento y Museo de Santa Teresa

En la cara Sur de la muralla y accediendo por la puerta de Santa Teresa os encontrareis con el Convento y la iglesia. Dentro se encuentran las reliquias de la Santa más conocida de Ávila, Santa Teresa.

El convento, inaugurado en 1636, fue edificado sobre la casa natal de Santa Teresa de Jesús, y proyectado por el arquitecto Fray Alonso de San José.

En la iglesia destaca la fachada, de estilo barroco, y el interior, de planta de cruz latina, cuyas naves laterales albergan magníficas esculturas del maestro Gregorio Fernández

En la sala de reliquias podemos ver el dedo anular de Santa Teresa y dos huesos de San Juan de la Cruz. En este pequeño museo también podemos contemplar el rosario y el báculo que llevaba la Santa a todas sus fundaciones además de parte de la obra literaria escrita por ella con títulos como “El libro de la vida” o “Camino de perfección

santa teresa
santa teresa 2

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies